Responsive Image

 

 

Responsive Image

null El IIS Biocruces Bizkaia lidera junto a Azaro un proyecto para mejorar la competitividad del sector sanitario

IIS Biocruces Bizkaia, 13 de octubre de 2021.- La Fundación Azaro, con sede en Markina, junto al Instituto de Investigación Sanitaria Biocruces Bizkaia lideran el nuevo proyecto europeo Healcier, con el objetivo de mejorar la competitividad de la asistencia sanitaria mediante la implantación de los principios de la economía circular. El programa, que tendrá un año de duración, está cofinanciado al 65% por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) y cuenta además con la estrecha colaboración de OSI Ezkerraldea Enkarterri Cruces y el complejo hospitalario de Navarra.

También participan en esta iniciativa transfronteriza Navarrabiomed-Asociación de la Industria Navarra (AIN) y una entidad de Nueva Aquitania, la Escuela Superior de Tecnologías Industriales Avanzadas (ESTIA), ubicada en Bidart. «El envejecimiento de la población en el área transfronteriza está ejerciendo una importante presión sobre el sistema sanitario al incrementarse la demanda del servicio tanto en términos de cantidad como de calidad», detallaron desde la entidad con sede en Lea Artibai.

"Ese aumento incide en una mayor utilización de los recursos, por lo tanto, el sector sanitario es uno de los que más recursos consume con un impacto importante en la sostenibilidad ambiental", añadieron las mismas fuentes.

Además, genera un alto volumen de residuos por la utilización generalizada de productos de un solo uso como guantes, jeringas, residuos radiactivos, fármacos no usados y pruebas o tratamientos innecesarios, entre otros.

Por fases

"Para hacernos una idea, la media de consumo anual de energía térmica, eléctrica y de gas que realiza un gran hospital supera los 50 millones de kWh», detallaron desde el órgano comarcal. La cantidad de residuos, por su parte, supera fácilmente las 2.000 toneladas, de las que una cuarta parte son catalogados como peligrosos. Según los datos manejados por la propia Fundación Azaro un hospital grande que atiende aproximadamente a 3 millones de pacientes al año genera tres millones de jeringuillas, 14 millones de guantes, 2.000 toneladas de ropa lavada y necesita 175.000 metros cúbidos de agua. «El ámbito sanitario consume recursos y por ello a su vez es un sector que puede aportar numerosas oportunidades para desarrollar actividades económicas relacionadas con un uso más eficiente y de esos medios".

Con la puesta en marcha del programa liderado por Azaro se persigue así contribuir a mejorar la competitividad del sector sanitario aplicando la economía circular aprovechando los recursos locales disponibles de manera más eficaz y eficiente para generar un menor impacto medioambiental.

El programa europeo se desarrollará en cuatro fases. En la primera de ellas se creará una metodología para realizar un diagnóstico de la economía circular en los centros sanitarios. A continuación, se recogerán las oportunidades y potencialidades en cada hospital.

Posteriormente, con los datos obtenidos cada región elaborará un mapa de oportunidades para desarrollar nuevas actividades y modelos de negocio. «Finalmente, se valorará las posibilidades que las empresas tienen de poner en marcha soluciones relacionadas con las posibilidades identificadas y colaboraciones con otras compañías», concluyeron.

El proyecto europeo Healcier comenzó su andadura el 1 de junio del año pasado y concluirá a primeros de julio de 2022.

Noticia original: El Correo

  • facebook
  • twitter
  • linkedin
  • instagram
  • youtube
© 2021 IIS Biocruces Bizkaia