Responsive Image

 

 

Responsive Image

null Presentación de la Estrategia de Investigación en Salud de Euskadi 2022-2025

El lehendakari Urkullu: “El objetivo es que los resultados de la investigación en salud se transformen en beneficio para las personas, en mejoras sociales y en progreso económico”.

La nueva estrategia parte de la labor de dos décadas en Euskadi y pretende dar un salto cualitativo hacia la excelencia a través de la coordinación de los Institutos de Investigación, la atracción de talento (más de 3.000 personas investigando en salud), la mejora de la financiación y una mayor presencia internacional.

IIS Biocruces Bizkaia, 08 de julio de 2022.- Conseguir que los resultados de la investigación en salud se transformen en beneficio para las personas, en mejoras sociales y en progreso económico. Ése es el objetivo fundamental de la Estrategia de Investigación en Salud de Euskadi 2022-2025, presentada hoy por el Lehendakari Iñigo Urkullu y la Consejera de Salud, Gotzone Sagardui, en un acto celebrado en el BEC de Barakaldo.

Para la consecución de estos fines, la estrategia define 5 ejes:

El primer eje persigue una mayor coordinación e integración entre los institutos de investigación, el ámbito asistencial y el empresarial. Es decir: dentro del propio sistema de investigación; entre la investigación y la asistencia sanitaria; y fortaleciendo la colaboración de los institutos con el ecosistema de empresas y tecnología. Todo ello se traduce en una reformulación del sistema de investigación en salud de Euskadi, que pasa a denominarse: Investigación Vasca en Salud, agrupando a bioaraba, biobizkaia, biogipuzkoa y biosistemak bajo la coordinación de BIOEF.

El segundo eje tiene por objeto fortalecer la especialización de los institutos hacia la excelencia y necesidades del sistema sanitario. Una excelencia que ya se refleja a día de hoy, con un 61% de las publicaciones de alto impacto, y un crecimiento del 40,45% en publicaciones desde 2016, un ritmo de incremento que la estrategia pretende sostener.

El tercer eje es el relacionado con la creación de talento. A día de hoy, Euskadi cuenta con casi 3.000 personas investigando en el ámbito de la salud, de las que un 85% son profesionales de Osakidetza; la mayoría de los proyectos están liderados además por mujeres. El reto es continuar con el incremento de personal investigador y, entre otras actuaciones, definir un modelo de carrera investigadora en Osakidetza, identificando programas tanto para retener como para incorporar más talento en nuestro sistema.

El cuarto eje es el orientado a impulsar una mayor presencia internacional de la investigación vasca en el mundo. En estos momentos, el sistema sanitario público vasco participa en un total de 56 proyectos de investigación internacionales ligados a la salud. Ahora se busca ampliar esta presencia vasca a través del liderazgo de proyectos internacionales competitivos.

El quinto y último eje tiene como finalidad mejorar la financiación de los proyectos investigadores. El presupuesto que el Departamento de Salud dedica a I+D+i ha ido aumentando de forma constante; este año el incremento ha sido de un 15%, superando los 25 millones de euros. Ese esfuerzo, siendo necesario, no es suficiente y precisa de la colaboración entre lo público y lo privado. Actualmente, la captación de financiación externa de los Institutos se ha incrementado en un 95% en los últimos 6 años, y el propósito es que alcance un marco estable y eficiente de financiación de la investigación e innovación en el sistema sanitario que permita consolidar los recursos.

3.000 personas investigando en salud en 1.800 proyectos

En su intervención, el Lehendakari Urkullu ha subrayado que esta nueva estrategia es un firme paso adelante en la apuesta del Gobierno Vasco por la investigación en salud, un ámbito en el que, como recordaba, Euskadi no parte de cero. De hecho, cuenta con una red de prestigio conformada por los institutos de investigación sanitaria coordinados desde hace dos décadas por BIOEF, cuya trayectoria ha sido reconocida en el acto de hoy; el respaldo presupuestario consolidado del Gobierno Vasco; un ecosistema de colaboración público-privado; y, sobre todo, el capital humano que conforman los y las profesionales de Osakidetza. En concreto, según los datos que aportaba, cerca de 3.000 investigadores que este último año han participado en más de 1.800 proyectos y estudios clínicos, muchos de ellos internacionales, y colaborado con más de 150 entidades, en su mayoría Pymes vascas. Una actividad que abarca desde la investigación interdisciplinar a la I+D en oncología y neurología, pasando por las áreas de microbiología y enfermedades infecciosas, en este último año con numerosos proyectos ligados a la COVID-19.

Ahora, ha subrayado el Lehendakari, la nueva estrategia pretende ir más lejos en esa apuesta que Euskadi viene haciendo por invertir en ciencia, investigación e innovación, cuya trascendencia ha evidenciado más si cabe la pandemia de la COVID-19. “Nuestro objetivo es reforzar el enfoque de que la investigación en salud debe estar orientada prioritariamente a las necesidades del sistema de salud y de la población vasca. Y a su vez, ha de servir como palanca para que la economía vasca mejore su competitividad y avance en una senda de crecimiento sostenible”, ha señalado.

  • facebook
  • twitter
  • linkedin
  • instagram
  • youtube

© 2022 IIS Biocruces Bizkaia